¿Sabías que el ACV se puede prevenir?


El accidente cerebrovascular (ACV) se produce por una falta de irrigación en el cerebro, debido a la obstrucción o ruptura de los vasos sanguíneos. Puede haber dos tipos: el más frecuente es el isquémico, que se produce cuando se bloquea una arteria por un coágulo de sangre; y el otro es el hemorrágico, que se debe a la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro.


El ACV no discrimina por sexo ni edad, sin embargo afecta más a mujeres que a hombres, y entre los factores de riesgo se encuentran:
• los inmodificables (haber tenido un ataque previo, la edad, los antecedentes familiares), y
• los modificables, como la hipertensión arterial, el tabaquismo (que aumenta cuatro veces el riesgo de padecerlo), la diabetes, enfermedades cardiovasculares, arritmias cardíacas, algunos tipos de dolores de cabeza, la obesidad, el sedentarismo, los trastornos respiratorios del sueño y el estrés.


Es importante estar alertas a posibles manifestaciones como:
• asimetrías de la cara (la sonrisa se observa torcida)
• disminución de la fuerza en un brazo o en una pierna (al elevar los brazos, el más débil tiende a caer)
• alteraciones del habla (si repite una frase, lo hace mal o directamente no puede hacerlo)
• alteraciones visuales (se pierde una parte del campo visual)


¿Cómo prevenirlo? Hay algunas acciones que pueden reducir las posibilidades de padecerlo:
1. Dejar de fumar
2. Controlar la presión arterial
3. Mantener en valores normales la glucemia, el colesterol y los triglicéridos
4. Realizar de 30 a 40 minutos de actividad física todos los días (caminar, trotar, nadar, andar en bicicleta, bailar, etc.)
5. Controlar la diabetes
6. Comer más pescados de mar al horno o a la plancha
7. Incorporar a la dieta más semillas, cereales y fibras
8. Evitar tareas estresantes
9. Tomarse un tiempo para uno, ya sea para viajar como para fomentar hobbies
10. Hacer una dieta baja en grasas, con poca sal y con un importante consumo de frutas y verduras


¿Qué hacer ante un caso de ACV?

• Llamar a una ambulancia
• Evitar movilizar o desplazar al paciente. Hacer que permanezca recostado, en decúbito lateral, para evitar broncoaspiraciones, hasta el arribo del sistema de urgencias
• No administrarle ninguna medicación

Política de Privacidad | DNPDP | Defensa y Protección al Consumidor | Superintendencia de Servicios de Salud Órgano de Control de Obras Sociales y Entidades de Medicina Prepaga - 0800 222 SALUD (72583) | www.sssalud.gob.ar | R.N.E.M.P: Nro. 1199/15

2018 Medifé Cobertura Médica Nacional