Telemedicina en tiempo de pandemia | Dr. Joaquín Tartaglione

El especialista en Medicina de Familia de Medifé, y parte del equipo médico detrás de Cam Doctor, nos cuenta su experiencia y los cambios positivos que trajo la telemedicina.

Información General
Share icon

El doctor Joaquín Tartaglione es especialista en medicina familiar, una especialidad que en tiempos de pandemia renueva su protagonismo dentro de la cartilla de Medifé. Además, Tartaglione cuenta con una diplomatura en diabetes y está abocado, junto con otros profesionales de su familia, a la divulgación de contenidos de salud en medios masivos y redes sociales.

Desde el inicio del aislamiento este médico de familia se unió al equipo de trabajo realizando consultas a través de la plataforma Cam Doctor. Por otra parte, desde esta herramienta se brinda atención y seguimiento por casos de posible COVID-19 o a quienes ya están confirmados con test positivo.

 

¿CUÁL ES TU OPINIÓN GENERAL DE LA TECNOLOGÍA PUESTA AL SERVICIO DE LA MEDICINA?

La telemedicina me pareció siempre algo muy tentador. Yo ya hacía talleres de cesación tabáquica con pacientes en las redes y me resultó una linda propuesta. El desafío es encontrar el punto que divide lo virtual de lo personal. En concreto se trata de saber cuándo hay que derivar a guardia o consultorio. A mí me gusta mucho charlar con los pacientes y en ese sentido está bueno para mí y para ellos.

Esto genera muchas posibilidades para la gente que está fuera de las ciudades, es muy federal. En nuestro caso la conectividad siempre funciona muy bien.

 

¿ANTES DE LA PANDEMIA HACÍAS TELEMEDICINA?

Poco, más que nada lo utilizaba para pacientes con cuestiones de alimentación o diabéticos que ameritaban seguimiento con esta modalidad. Pero la realidad es que no tenía la práctica que adquirí en estos meses. Antes de la pandemia en Medifé había 300 pacientes que usaban la telemedicina cada mes mientras que, en octubre 2020, fueron más de 11.000 consultas por Cam Doctor y 1500 pacientes en Teleseguimiento por COVID19.

La verdad es que lo que ahora resolvés en minutos antes tal vez llevaba tres horas entre viajes, traslados, admisiones y demás. Desde luego que se extraña la parte social, pero es innegable que hay muchas ventajas.

 

DECÍAS QUE AHORA ATENDÉS PACIENTES DE TODO EL PAÍS ¿CÓMO ES ESTA EXPERIENCIA?

Llegan desde todas las provincias todo tipo de consultas. Yo hago dos turnos por semana. El promedio de consultas es, aproximadamente, 10 minutos por paciente y más del 90% de las consultas durante la pandemia fueron por tema Coronavirus. Eso sucedió en Medifé y en todo el sistema de salud. También hubo muchas demandas por cuestiones de piel, de ansiedad, todo vinculado a los psicosocial por todo lo que la gente pasa hoy en día. También las personas requieren mucha contención.

 

¿CREES QUE LA PANDEMIA Y SUS CONSECUENCIAS LLEVARON A LA MEDICINA DE VUELTA A SUS ORÍGENES? EN PARTICULAR, EN REFERENCIA A TU ESPECIALIDAD

Nosotros durante cuatro años nos formamos para tratar de ser los médicos de cabecera “especialistas en personas” y luchamos por distinguirnos como médicos del primer nivel de atención, que atendemos pacientes de ambos sexos, todas las edades y con una elevada capacidad resolutiva. La realidad es que es una especialidad que está creciendo. A mí me llamó mucho la atención, de forma positiva, que Medifé tenga médicos de familia. Somos una especialidad plástica, que nos adaptamos a la gestión, al armado de sistemas, observamos los números y la tecnología nos va bien. Desde el primer vínculo con la persona, se genera una continua relación médico-paciente que trae como consecuencia la confianza para volver a consultar, porque no despachamos a los pacientes.

El abordaje biopsicosocial que realizamos los médicos de familia nos permite hacer una evaluación donde solemos no pedir estudios de más y nuestros pacientes, en general al explicarles los riesgos y los beneficios tienen buena aceptación. La mayoría de los consultantes tiene entre 30 y 45 años, pero nos encontramos también con gente más grande que maneja a la perfección la aplicación. 

Adicional a la demanda espontánea, en este tiempo, surgió la necesidad de tener consultas programadas por lo que Medifé habilitó recientemente Chequeos de Salud para toda la familia a fin de orientar en la prevención y manejo de los problemas de salud más frecuentes.

 

YA SABEMOS QUE EN MEDIFÉ TE DESEMPEÑAS COMO ESPECIALISTA EN MEDICINA FAMILIAR ¿CUÁL ES TU ROL ESPECÍFICO DENTRO DE LA ORGANIZACIÓN?

En la actualidad soy parte de un equipo de 95 médicos que hacemos demanda espontánea y un día de la semana soy supervisor de guardia y, donde brindo soporte por temas a resolver que pueden ser desde el pedido de una ambulancia hasta fallas en la conexión. Además, contamos con una coordinación desde Medifé quienes determinan las pautas y guías clínicas que aplicamos en la atención de las personas, a fin que el trabajo sea de calidad.  Todo esto se organizó igual que la guardia presencial: Turnos de 6 horas y cada uno con un coordinador que brinda soporte por temas a resolver que pueden ser desde el pedido de una ambulancia hasta fallas en la conexión.

 

SUENA MUY IMPORTANTE LA FIGURA DEL COORDINADOR

Sí, porque el médico no se siente solo. Sobre todo, ahora que, tal vez, atendés un paciente de Córdoba y el siguiente es de Santa Fe y así sucesivamente. Argentina es un país muy grande y hay muchas variables en una emergencia. Si pido una ambulancia yo me tengo que quedar tranquilo que va a llegar y para esto está el coordinador, para asegurarse que todo funcione, al igual que en una guardia presencial. Al final del turno se deja constancia de todo lo que se hizo. Yo cumplo esta función los días lunes por la tarde y a la mañana llevo citas programadas.

 

CUANDO LLEGÓ LA PANDEMIA Y LA CUARENTENA ¿CÓMO FUE LA EXPERIENCIA DE COMENZAR A TRABAJAR CON CAM DOCTOR?

La aplicación está hecha para que sea fácil. Tenés la historia clínica electrónica con datos predeterminados para que sea todo muy rápido. Es realmente sencillo de usar.

Algo que está muy bueno cuando atendés por demanda espontánea es decirles a los pacientes que los vas a seguir viendo, eso les da seguridad. También les gusta que pueden leer en la aplicación todo lo que uno escribe y todas las indicaciones quedan de forma transparente. Si hubiese cualquier problema de conectividad tienen todo en el teléfono. Lo que ofrece la tecnología está bárbaro.

 

¿QUÉ SIGNIFICA PARA UN PROFESIONAL DE LA SALUD COMO VOS EJERCER A TRAVÉS DE ESTA HERRAMIENTA DIGITAL?

Confieso que extraño el contacto con el otro y también está el tema de hasta dónde puedo llegar con esta modalidad, tener en cuenta eso también es importante. A nosotros los médicos de familia nos pasa mucho en el centro de salud cuando tenemos que dirimir si enviamos a alguien a la guardia o no, ahora es lo mismo, ves a alguien de forma virtual y tenés que decidir si lo derivas al sanatorio. Yo creo que la herramienta cumple muy bien su función.

Un dato interesante es que, desde que empezó la pandemia, se detectaron a través de la aplicación 5 mil casos de COVID-19 aproximadamente. También hay muchas consultas prevalentes que uno ve en la guardia y que son las mismas que vemos por Cam Doctor, eso en la práctica no cambió.

Es verdad que al principio están temerosos de quién está del otro lado y después ganan confianza. Eso pasa cuando notan que uno tiene el compromiso de atender y notan la predisposición.

 

¿QUÉ SUCEDE CON LOS PACIENTES QUE SE CONFIRMAN COMO COVID-19 POSITIVOS?

Cualquier asociado que presenta síntomas, puede llamar a Cam Doctor, desde donde a partir de un cuidadoso interrogatorio se le indica el hisopado que puede ser en domicilio o si la persona tiene la posibilidad, se le pide traslado por sus propios medios.

Para estos casos, Medifé conformó un equipo que hace Teleseguimiento Domiciliario durante los días de aislamiento. A cada médico le asignan una cantidad determinada de pacientes con quienes se comunican telefónicamente a fin de detectar señales de alarma, monitorizar síntomas y dar el alta cuando corresponda. Está bueno porque se resuelve todo a distancia, evitando que la persona tenga que acudir a guardias. Yo, además, tengo conocimiento porque fui positivo y me llamaron todos los días, lo viví de los dos lados.

 

MÁS ALLÁ DE COVID-19 ¿QUÉ CUESTIONES DE SALUD SE DISPARARON DURANTE LA PANDEMIA?

Todo lo que está relacionado con la postura y dolores musculares. También hay muchas consultas por ansiedad vinculadas al encierro, pero esos casos muchas veces requieren ser vistos en la guardia. Otros temas muy comunes fueron los trastornos en el ciclo menstrual, cuestiones de peso y alergias.

La ventaja es que el promedio en la sala de espera son 3 a 6 minutos, ante cualquier síntoma te conectas y te suena el teléfono con el especialista de adulto, pediatría u odontología que está ahí para despejar dudas y orientar en el manejo del problema. Es importante para nosotros los doctores que, antes de la consulta, ya tenemos la historia a la vista para saber cómo viene ese paciente.

 

DESDE LA MIRADA DE LOS PROFESIONALES DE LA SALUD ¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DEL TRABAJO DE FORMA VIRTUAL?

El trabajo presencial hoy conlleva el uso de equipo de protección y es muy estresante llevarlo puesto todo el día. También, en la medida de lo posible, podemos organizar nuestros horarios cuando hacemos telemedicina. La desventaja puede ser la cuestión del espacio personal para trabajar. Yo atiendo desde mi consultorio porque me resulta mucho más cómodo. Extraño el vínculo con los pacientes y también ver a mis compañeros de trabajo.

 

TU ESPECIALIDAD ES MEDICINA FAMILIAR Y HOY, COMO NUNCA ANTES, LAS FAMILIAS ATRAVIESAN SITUACIONES INÉDITAS. SE TRATA DE UNA ESPECIALIDAD QUE, COMO POCAS, ESTÁ ATRAVESADA POR LA PANDEMIA ¿CÓMO ES SER ESPECIALISTA EN MEDICINA FAMILIAR TIEMPOS DE CORONAVIRUS?

A veces se atraviesan un poco las barreras, conoces a los padres, a los hijos y la historia de toda la familia. Ahora en el hogar surgieron todos los temas que estaban pendientes. Los padres hoy son educadores de los chicos y ese es uno de los temas que más surgen.

Con la telemedicina se exponen otras cosas. Por ejemplo, cuando trabajamos en el hospital salimos mucho al terreno. Ahora, a través de nuestro ingreso en las casas, uno ve toda la situación familiar y te convertís un poco en el observador de situaciones.

 

¿LA TELEMEDICINA LLEGÓ PARA QUEDARSE? ¿CÓMO SERÁ TU TRABAJO EN LA NUEVA NORMALIDAD?

Sí, creo que la telemedicina llegó para quedarse. De nuestro lado, el gran desafío es ver que todos los pacientes sientan que se trata de algo serio. Para eso, tenemos que seguir formándonos. En un país tan grande, con tantas diferencias entre las provincias, creo que tiene mucho sentido y genera mucha accesibilidad. Hay distintas regiones que hoy tienen una gran solución gracias a esta modalidad.

Le veo mucho futuro en las consultas programadas y en el vínculo entre pacientes y médicos. Además, toda la información estructurada en una misma plataforma es una gran ventaja.

Slide image
Slide image
Slide image
Slide image