25 de agosto Día Nacional de Ayuda a la Persona Autista


En nuestro país, cada 25 de agosto se conmemora el Día Nacional de Ayuda a la Persona Autista, en homenaje a la creación de la Asociación Argentina de Padres de Autistas (APADEA), que nació en 1994 y propulsó el movimiento asociativo y legislación específica para el autismo y la discapacidad en la Argentina.

Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de complejos trastornos del desarrollo y la estructuración. Este término genérico abarca afecciones tales como el autismo, el trastorno desintegrador infantil y el síndrome de Asperger. Estos trastornos se caracterizan por dificultades en la comunicación, en la interacción social, y por un repertorio de intereses y actividades restringido y repetitivo.

¿Es posible detectar un TEA?

Los TEA se pueden diagnosticar formalmente a la edad de 3 años, y aunque nuevas investigaciones están retrocediendo la edad de diagnóstico a 6 meses, esto suele ser prematuro y peligroso para este tipo de diagnósticos.
Normalmente son los padres quienes primero notan comportamientos poco comunes en sus hijos o la incapacidad para alcanzar adecuadamente los hitos del desarrollo infantil.

¿Cuáles son los signos tempranos característicos?

Es importante estar atentos a la indiferencia afectiva, el rechazo de cualquier iniciativa o acercamiento por parte de otra persona y desapego, entre otras como asi también la aparición de determinadas conductas estereotipadas y repetitivas tales como no jugar sino manipular objetos duros (juguetes de madera, plástico por ej) y seguir obsesivamente rutinas muy específicas.

¿Se puede prevenir el autismo?

Actualmente no existen medios efectivos para prevenirlo, ni tratamientos totalmente eficaces o cura. Sin embargo, las investigaciones indican que una intervención oportuna por parte de profesionales apropiados que intervengan con la familia, es la oportunidad de lograr mejoras significativas para muchos niños pequeños con presunto diagnóstico de TEA.

El rol de los padres es fundamental en la detección temprana de estas señales así como en la prestación de apoyo a un niño con autismo.

Por ello es imprescindible:
• Ante cualquier signo de alarma, inquietud o sospecha acerca del desarrollo del niño, realizar una consulta inmediata con el pediatra.
• Si al niño lo han diagnosticado con autismo, una intervención oportuna es crítica para que pueda beneficiarse al máximo de todas las terapias existentes.
Tan pronto como se diagnostique el autismo, la intervención debe comenzar con programas eficaces, enfocados en lo afectivo, lo vincular, que son el marco necesario para el desarrollo de la comunicación, el lenguaje, los vínculos y la inteligencia.

Si bien el autismo comienza en la infancia, persiste a lo largo de toda la vida, por lo que las actividades con y para las personas con autismo no deben limitarse a la detección temprana y el tratamiento, deben incluir fundamentalmente terapias familiares, planes educacionales y otras medidas que nos conduzcan a una labor sostenida durante toda la vida.

Política de Privacidad | DNPDP | Defensa y Protección al Consumidor | Superintendencia de Servicios de Salud Órgano de Control de Obras Sociales y Entidades de Medicina Prepaga - 0800 222 SALUD (72583) | www.sssalud.gob.ar | R.N.E.M.P: Nro. 1199/15

2019 Medifé Cobertura Médica Nacional